Va por vosotros, compañeros!

En primer lugar me voy a presentar, aunque muchos de aquí ya me conocéis. Soy María, actualmente estoy en comisión de servicios como Asesora de Formación del Profesorado en el Centro de Profesores y Recursos (CPR) de Cáceres. Pero antes de ser asesora toda mi vida profesional ha estado marcada por mi trabajo, primero como Orientadora en un centro concertado, luego como maestra de Primaria en otro centro concertado,  el cual dejé para trabajar durante un curso escolar en las aulas itinerantes de los circos y de ahí ya, en el curso 2005/06 empecé a trabajar como maestra de Pedagogía Terapéutica en centros públicos extremeños hasta el mes de abril de 2014 que me incorporé al CPR de Coria.

Y es ahora, desde que estoy en el CPR, cuando me he dado cuenta lo que ha marcado en mi vida profesional todas las experiencias educativas que he tenido y lo que me han ayudado esas experiencias para poder entender la realidad y complejidad de cada unos de los centros que integran un CPR  y así poder dar respuesta, de una manera más empática, a sus demandas y  necesidades formativas.

Como siempre he defendido la inclusión y dar los apoyos dentro del aula, he tenido la suerte, de poder observar, cómo daban clase y trabajaban mis compañeros de un montón centros por los que he pasado. He estado en aulas de infantil dando apoyo hasta en aulas de secundaria cuando me ha tocado trabajar como PT en un IES.

Yo, todo lo que he aprendido, en gran medida, ha sido por la observación constante que he hecho del trabajo de muchos de mis compañeros a los que he copiado excelentes prácticas educativas, con los que he debatido, reflexionado, cuestionado…. Consiste en enseñar en equipo, trabajar juntos para educar.

Se ha demostrado que los sistemas educativos de éxito son los que los profesores colaboran, cooperan, ven y observan cómo da la clase cada uno de ellos e intercambian experiencias con la intención de mejorar en su práctica educativa.

De aquí surge esta entrada de hoy. Porque tenía que dar las gracias a todos esos docentes que han hecho que yo sea la maestra que soy ahora.  Tenía que dar las gracias a esos colegios por los que he pasado porque en todos me he encontrado con maestros comprometidos, equipos educativos dispuestos a dialogar, debatir y llegar a propuestas comunes para el bien de nuestros alumnos y sus familias.

Y hay muchos, muchos maestros maravillosos. Lo tengo que decir. Lo tengo que decir en voz alta. Muchos han sido compañeros míos, a otros los he conocido por el camino.

Gracias por compartir con vosotros el patio del recreo. Gracias por dejarme formar parte de vuestra banda del patio.

Dedico pues, mi post de hoy a vosotros. A los maestros de vocación. A mis compañeros.A los maestros.

micole

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s